El anuncio lo realizaría al mediodía el presidente Alberto Fernández, en su visita a la ciudad entrerriana de Concordia. Se trata de un reclamo histórico de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) para beneficiar a las economías regionales.

El presidente de la Nación, Alberto Fernández, analiza la publicación de un Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) mediante el cual aquellas personas que reciben planes sociales podrán trabajar en blanco en la cosecha sin perder sus beneficios. El anuncio se espera este mediodía en su visita la ciudad entrerriana de Concordia.

Se trata de un reclamo histórico de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), ya que desde hace tiempo se venía advirtiendo sobre los problemas que había para conseguir personal para las tareas de cosecha en las economías regionales, por la problemática que se buscará resolver mediante la decisión del Gobierno. Hay que recordar que las economías regionales están integradas por más de 30 complejos productivos y representan el 63% de las explotaciones agropecuarias nacionales. El año pasado, ese sector que emplea el 70% de la mano de obra rural, recibió divisas por USD 7.015 millones y dio trabajo a alrededor de 625.000.

La preocupación de la CAME está puesta en la falta de mano de obra en los campos durante los meses de cosecha por la ausencia de un mecanismo que les permita a los trabajadores golondrina realizar las tareas de recolección al costo de interrumpir subsidios estatales que reciben. Para muchos trabajadores, tomar un empleo por pocas semanas para luego quedar fuera de subsidios durante todo el año no es una decisión conveniente. Por eso insisten en que un DNU sería la respuesta a este problema, ya que se acercan los meses de cosecha.

El Plan que anunciará hoy Alberto Fernández tiene como objetivo la promoción del trabajo registrado y la ampliación de la protección social para 250.000 trabajadores rurales que realizan actividades temporales y estacionales en ese ámbito. El objetivo de la iniciativa tiene como eje central el mejoramiento de las condiciones laborales de los trabajadores, así como también el crecimiento y la consolidación de las capacidades exportadoras de las economías regionales.

La medida compatibilizará la percepción de los planes y programas sociales y de empleo con el trabajo registrado, y alcanzará a los grupos familiares de los beneficiarios que representan a un tercio del total de los trabajadores rurales asalariados de todo el país.

De esa forma, se establecerá una garantía a través de la cual los titulares de asignaciones universales que sean contratados en esa modalidad percibirán los beneficios no contributivos que les correspondan, asegurándoles como mínimo el monto equivalente al 100 por ciento del valor de las asignaciones universales por hijo para la protección social.

Por la falta de mano de obra en la cosecha, semanas atrás fue noticia el productor de Misiones, Ricardo Ranger, quien dejó tuvo que dejar que se echen a perder 1,5 millones de kilos de limones y unos 200 mil kilos de naranjas, por la problemática mencionada.

El Proyecto

Días atrás, en medio de la problemática mencionada, la CAME reclamó el tratamiento de carácter urgente del proyecto de Ley de “Ampliación de la Seguridad Social de los Trabajadores Rurales Temporarios y Permanentes Discontinuos en el Ámbito de las Pymes de las Economías Regionales”, impulsado por la senadora del Frente de Todos por la provincia de Salta, Nora Giménez, y acompañado por más de 10 representantes de la cámara alta de distintos bloques, como Ricardo Antonio Guerra (La Rioja), Magdalena Guerra (Misiones) y Carmen Lucila Crexell, entre otros.

“El proyecto está en la instancia de la comisión de trabajo y previsión social que preside el senador Daniel Aníbal Lovera y todavía no se convocó a la reunión para tratarlo en la comisión del senado. Está parado. Entre octubre y noviembre se viene la alta demanda de trabajo y los productores no van a encontrar mano de obra”, dijo Pablo Vernengo, director ejecutivo de CAME.

Además, Vernengo sostuvo que la iniciativa también fue enviada por parte de las mesas de trabajo de las provincias al ministro de Trabajo, Empleo y Seguridad Social, Claudio Moroni, donde esperan su acompañamiento. Parte de los inconvenientes que están sufriendo los productores es que para estar habilitado para exportar, tienen que cumplir con una serie de requisitos, entre ellos tener a todos sus trabajadores en blanco. “Esto hay que resolverlo. Si no se cosecha en tiempo y forma se pierde un 30% de actividad, como pasó este año. Tienen que llamar a Comisión para sacarlo, a Moroni para que haga un DNU donde se le permita trabajar en blanco a la gente y mantener los planes sociales, que haya una compatibilidad”, completó Vernengo.

Fuente: Infobae

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: No es posible copiar contenido