En esos términos se expresó el ministro de Salud de ese país, Mijaíl Murashko, durante una conferencia de prensa en Ginebra tras mantener una reunión con autoridades de la Organización Mundial de la Salud.

El ministro de Salud de Rusia, Mijaíl Murashko, aseguró hoy tras una reunión con el director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, que se han eliminado «todas las barreras» para el registro de la vacuna Sputnik V contra el coronavirus en ese organismo internacional.

«La postura de la Federación Rusa sobre la promoción y el registro de la vacuna Sputnik V ha sido escuchada. Hemos resuelto completamente, hasta la fecha, todas las preguntas», recalcó Murashko durante una conferencia de prensa celebrada en Ginebra, en Suiza, tras la reunión en la OMS.

Según reportó el sitio informativo RT en su página web, el funcionario ruso explicó que la compañía que se ocupa del registro de Sputnik V en la OMS tendrá que «firmar una serie de documentos, presentar varios papeles adicionales».

Las palabras del funcionario sugieren que sería inminente la aprobación formal por parte de la OMS de la vacuna Sputnik V, que se utiliza en la Argentina a partir de un acuerdo del país con el Instituto Gamaleya, que produce el fármaco.

«A partir de hoy, se han eliminado todas las barreras. Por lo tanto, no vemos ningún obstáculo hoy en día para seguir trabajando», resumió el ministro. Por su parte, Ghebreyesus sostuvo en su cuenta personal de la red social Twitter: «Gracias, ministro de Salud de Rusia, Mijaíl Murashko, por su visita y por una reunión constructiva».

El mes pasado, el subdirector de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Jarbas Barbosa, anunció que la aprobación de Sputnik V por parte de la OMS está en suspenso a la espera de una nueva inspección de la planta del productor.

«Durante una inspección de una de las fábricas que forman parte de la producción de Sputnik V, se comprobó que la planta no estaba de acuerdo con la aplicación de Buenas Prácticas de Manufactura», explicó.

A mediados de junio pasado, un grupo de expertos de la OMS comprobó irregularidades en la producción de Sputnik V en un laboratorio en la ciudad rusa de Ufá, vinculadas con la protección del medio ambiente y el control de las emisiones.

Rusia no se adhirió al código de Buenas Prácticas de Manufactura, sino son las propias autoridades nacionales las que marcan las directrices en ese ámbito, recordó RT.

No obstante, poco después, el portavoz del presidente de Rusia, Dmitri Peskov, afirmó que el fabricante de Sputnik V logró corregir las observaciones realizadas por la OMS sobre el cumplimiento de los requisitos para producir vacunas contra el coronavirus.

La Sputnik V ya está registrada en 70 estados con una población total de más de 4.000 millones de personas.

Por otra parte, Rusia y Estados Unidos discutieron en Ginebra el reconocimiento mutuo de los certificados de vacunación contra la enfermedad covid-19.

En este sentido, Murashko destacó que los representantes estadounidenses «han escuchado los argumentos de Rusia». «Creo que los colegas están muy bien informados y que van a apreciar lo que estamos diciendo y volveremos a esta conversación», indicó el ministro. «No se trata del reconocimiento de las vacunas, sino de los certificados y de la eficacia de las medidas preventivas», completó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: No es posible copiar contenido